Tuesday, December 07, 2010

Arbolé ofrece este viernes un concierto con el mejor folk actual a cargo de los grupos Hola a todo el Mundo y Tulsa

El Teatro Arbolé de Zaragoza ofrece este viernes, 10 de diciembre (21 horas), un concierto para el público juvenil/adulto que reúne a dos de los mejores grupos de folk del panorama actual nacional: Hola a Todo el Mundo y Tulsa. Ambos presentarán sus últimos discos.
Precio entrada: 15 € - 12 € bonificada.

Hola a Todo el Mundo es un quinteto de Madrid que con su primer disco ofrece una propuesta musical fresca, vital y sobre todo única en este país. Mezclan, consiguiendo un estilo propio, referencias tan dispares como el pop de Devendra Banhart con la electrónica de Animal Collective. Van de la grandiosidad rock de Arcade Fire al intimismo folk de Vetiver (teloneros en Junio 2008 en su gira por Portugal). Y todo puede ocurrir en la misma canción. Arreglos a doce manos de violines, banjos, guitarras, xilófonos, panderetas, acordeones, ukeleles, pianos, baterías y panderos…. Canciones que trasladan de lugares oscuros a claros éxtasis sonoros. Inspiración musical para los cinco sentidos.


Tomando prestado el titulo de un poema de Walt Whitman como nombre de la banda, Hola a Todo el Mundo nace en 2006. Ensayando en casa, rodeados de instrumentos, dan forma a sus primeras composiciones. Canciones largas, llenas de diferentes pasajes, que como un viaje progresan de forma cambiante para nunca volver atrás. "Una luz que nos guía para encontrar la única verdad del espíritu", como ellos mismos explican en sus letras, un tanto proféticas, mezcla de fabulas o cuentos agoreros.


En el año 2007 graban su primera maqueta en los estudios Heatroom de Madrid. Y un año más tarde debutan en la Sala Sol como teloneros del grupo sueco Club 8. Comienza así su andadura en directo, tocando, con tal solo un puñado de canciones en myspace, en el Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid, en el Wintercase 2008, o en el Primavera Sound 2009, entre otros. En abril del 2009 fueron elegidos por la revista Mondo Sonoro como “una de las tres mejores bandas madrileñas debutantes”. Este mismo año fueron galardonados por los premios Pop-Eye 2009 como “mejor grupo Folk del año”. Y actualmente el EP3 del País los considera “La Apuesta 2010”. En Mayo, Hola a Todo el Mundo presentó en Madrid su primer disco, producido por Luca Petricca en Reno Studios (Madrid). En estos meses, ya han participado en varios festivales y su gira va ampliándose día a día, por toda la península.

info-video clip y temas nuevos:

http://www.disonantes.com/hatem.php
http://www.myspace.com/holaatodoelmundo

Tulsa – “Espera la pálida”

Bajo el nombre de Tulsa se esconde el universo de Miren Iza, una guipuzcoana (Fuenterrabía, 1980) que comenzó a dar sus primeros pasos en la música con el grupo de riot girrls Electrobikinis, punk-rock y surf cantado en inglés. Se separan en 2002 y Miren Iza comienza a crear canciones en castellano que describen lo más hondo del alma humana.

En 2002, Miren, acompañada de Alfredo Niharra a la guitarra empieza a dar pequeños conciertos y a perfilar el futuro de Tulsa. La magnética presencia de Miren Iza, una cantante y compositora con un don especial para cautivar con desnudos emocionales, crece sobre una exquisita partitura de regusto folk rock.


Definidos por El País como “algo así como Cecilia cantando con los Jayhawks como banda de acompañamiento” y seleccionados por Rock de Lux entre los mejores singles del año, las referencias musicales de Tulsa alcanzan desde el rock americano de raíces (Gram Parsons, Dylan) hasta personajes más cercanos como Nacho Vegas o Christina Rosenvinge.

http://www.myspace.com/lavenganzadetulsa

Tulsa, capital mundial del petróleo, es también capital nacional del desamor. La banda liderada por Miren Iza demostró en Solo me has rozado (Subterfuge 2007) saber sacar oro musical de los pozos del desengaño y el desánimo. Vuelven a demostrarlo en Espera la pálida (Subtefuge 2010), y con todavía mayor elocuencia. Siguen adheridos a la Americana en su facción alternativa, pero se mueven entre rock, country y pop del Medio Oeste con letras no en inglés –como hiciera Iza con Electrobikinis–, sino en perfectamente honesto castellano. "Solo volvería a escribir en inglés si me enamorara de un americano, me llevara a vivir a Wichita y después de 20 años viviendo allí, en nuestra casa móvil, sintiera que es hora de que me entiendan mis vecinos", me dice Miren en una carta. Y pienso, ¿para cuándo el libro de relatos? La gran narrativa le sale sola. Que dé el salto, como Willy Vlautin.

Por lo comentado hasta ahora, Espera la pálida podría haberse llamado Solo me has rozado, la venganza. Y en realidad es una bestia distinta, más calmada y a la vez más fiera, si esto tiene algún sentido. Sí, lo tiene: su fuerza está en su serena amargura y la delicadeza de matiz.

Hay letras sobre el desamor, por supuesto. Al fin y al cabo, esto es Tulsa, meca del corazón roto. "Algo dentro de mí se ha roto / se ha partido como una nuez / Había pedido que esto no nos pasara a ti y a mí", canta Miren en "Algo ha cambiado para siempre"; los efectos son dolorosos a la vez que placenteros; hablamos de música para yonquis del hundimiento. Pero también hay mucho de recapitulación, de admisión del concepto consecuencia, de parada y reflexión antes de iniciar otra serie de catastróficas –o inspiradoras, según se mire– desdichas. En eso también se detecta una madurez nueva en la banda. Se acerca el final del disco –mejor en vinilo, o digital, por la versión de Nick Cave– y con la última pisada de Barro, uno siente sanar las cicatrices, superar tornados y granizo. Espera la pálida: repara y protege.

Juan Manuel Freire

No comments: